lunes, octubre 30, 2006

Violencia en Oaxaca


La situación se ha puesto complicada. Ya hay por lo menos 6 muertos (incluido el camarógrafo de indymedia) y varios desaparecidos. Ayer la Policiía Federal Preventiva (PFP) y elementos del ejército avanzaron sobre Oaxaca, luego de una campaña de miedo y desacreditación en los medios de comunicación. Es importante mantener el ojo en este escenario y apoyar al pueblo Oaxaqueño.

Video de Bradley en el momento de su muerte
Información en Indymedia (minuto a minuto)
Radio Universitaria de Oaxaca
Rebelion.org


Correo describiendo la situación:



*EL OTRO BRAD*
*Sebastián López*

La tarde del 27 de octubre, paramilitares priístas al servicio del gobierno
estatal detentado por Ulises Ruiz Ortiz atacaron aproximadamente en 15 puntos de
la entidad a integrantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca
(APPO). Entre los sitios atacados se encuentra la Barricada 3, ubicada en la
calle de Calicanto del municipio de Santa Lucía del Camino, Oaxaca, donde se
encontraba el documentalista Bradley Will Roland, reportero para Indymedia en
Nueva York, Bolivia, Brasil y México.


Brad, como le nombran sus amigos y ahora seguramente buena parte de las y los
reporteros de los medios libres de comunicación en el mundo, llegó al estado de
Oaxaca para cubrir con su cámara la lucha de la APPO. El 17 de octubre, como
recuerda su amigo Al Giordano, de Narco News, escribiría en un artículo titulado
"Muerte en Oaxaca" sobre el asesinato de Alejandro García Hernández: *"caminé de
regreso de la barricada de Alejandro con un grupo de simpatizantes que venían de
una zona de las afueras, auna media hora de distancia... me fui caminando, con
gente furiosa, rumbo hacia la morgue... entré y lo vi... no he visto muchos
cadáveres en mi vida [...] Ahora Alejandro espera en el zócalo, como los otros
en sus plantones, espera un punto muerto, un cambio, una salida, un camino para
seguir adelante, una solución... esperando que la tierra se mueva y abra,
esperando a que llegue noviembre cuando pueda sentarse con sus seres queridos en
el Día de los Muertos, para compartir comida, bebida y canto [...] Una muerte
más, un mártir más en una guerra sucia... una ocasión más para llorar y sentir
dolor... una ocasión más para conocer el poder y su fea rostro... una bala más
rompiendo la noche... una noche más en las barricadas"*

A principios de 2006, Brad y su cámara estuvieron en Yucatán cubriendo el inicio
del recorrido del Subcomandante Marcos, delegado zero de la Comisión Sexta del
Ejército Zapatista de Liberación (EZLN), como integrante de los medios
alternativos que han acompañado a la Otra Campaña sirviendo de resonadores a las
historias de abuso y represión, pero también de dignidad y resistencia que se
escuchan abajo y a la izquierda.


El mes de octubre, Brad regresaría a tierras mexicanas... para nunca más irse:
poco después de las 3 de la tarde de este viernes 27, día en que se cumplía el
plazo que la APPO había dado al *exgobernador* Ulises Ruiz para renunciar al
cargo de jefe del poder ejecutivo estatal que todavía detenta, gracias al
contubernio del gobierno federal panista con el priísmo y con la todavía
secretaría general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación
(SNTE), Elba Esther Gordillo, uno de los dos proyectiles que salidos de un fusil
R-15 le hirieron terminó por arrebatarle la vida.


El asesinato en contra de Brad, como los de Esteban Zurita López y Emilio Alonso
Fabián, también fallecidos el día 27, viene a significarse una afrenta más no
sólo a la Otra Campaña, sino a las expresiones de lucha que en el mundo son para
conseguir democracia, libertad y justicia verdaderas.

Las muertes (que más bien homicidios) de jóvenes internacionalistas o, como se
dice ahora, altermundistas, no es nueva. Entre los casos quizás más indignates
se encuentran el de Carlo Giuliani, de 23 años de edad, quien el 20 de julio de
2001 sería asesinado por policías carabineros mientras se manifestaba en contra
de una reunión del G-8 en Génova, Italia, y el de Rachel Corrie, también de 23
años, quien el 15 de marzo de 2003 fue asesinada mientras intentaba obstruir que
el conductor de una excabadora de las Fuerzas Israelíes de Defensa demoliera
viviendas de familias palestinas en la Franja de Gaza.


Ahora, el gobierno mexicano se suma a los de Italia e Israel en la lista de
homicidas globales. No es de extrañarse, su record represivo ha venido en
aumento desde 2001 cuando ejidatarios de San Salvador Atenco se organizaron para
dar marcha atrás al proyecto de construcción del aeropuerto alterno del de la
ciudad de México y sus posteriores capítulos: Cuernavaca (agosto de 2002), 33
personas entre colonos, artistas plásticos y ecologistas que luchaban por
defender el patrimonio cultural y natural de los terrenos del ex Casino de la
Selva son detenidos por policías al servicio de los gobiernos municipal y
estatal panistas; Cancún (septiembre de 2003), campesinos, indígenas y jóvenes
altermundistas son reprimidos el mismo día en que inician los trabajos de la
Quinta Reunión de Ministros de la OMC; Guadalajara (mayo de 2004), 43 jóvenes
altermundistas son detenidos con lujo de violencia por agentes del gobierno
estatal panista y posteriormente torturados a raíz de sus protestas contra la
Tercera Cumbre Eurolatinoamericana.

Ahora, durante 2006, año en que echaría mano de todos sus recursos para
orquestar el fraude electoral que le mantendrá en el gobierno seis años más (o
al menos eso espera), el panismo se destacará por ser aún más inepto y, por
consiguiente, autoritario: Pasta de Conchos, Sicartsa y Atenco, con 65 mineros
sepultados, dos obreros muertos, más de 200 personas procesadas y 30 todavía
presas y un menor de 14 años (Javier Cortés) y un joven de 22 (Alexis Benhumea)
asesinados, son los antecedentes inmediatos que enmarcan el homicidio de Brad en
Oaxaca, al que ya se habían sumado los de catorce maestros de la sección 22 y de
la APPO en tan sólo cinco meses de lucha.


Así, l@s pres@s, desaparecid@s y asesinad@s por razones políticas en México hoy
tienen en Brad Will un compañero más, con la misma estatura moral que a ell@s
los tiene tras las rejas, en prisiones clandestinas o sepultad@s. A tod@s ell@s
La Otra Chilanga les brinda su modesto esfuerzo inform@ctivo al tiempo que
exige, sumándose a las voces de miles de hombres y mujeres en estas y otras
tierras, su libertad inmediata, su presentación con vida y el castigo a los
culpables que en nombre del capitalismo les han quitado la vida o la libertad;
pero nunca la dignidad.


Postdata: el siguiente es el enlace al video que Brad Will estaba filmando en el
momento exacto que es alcanzado por las balas asesinas de los sicarios de Ulises
Ruiz:



¡Libertad y Justicia a tod@s l@s pres@s polític@s de México y el mundo!
¡Presentación inmediata de tod@s l@s desparecid@s polític@s! ¡Viv@s se l@s
llevaron, viv@s l@s queremos! ¡Castigo a los responsables de asesinatos de
altermundistas y reporter@s! ¡Fuera Ulises Ruiz Ortiz!

Este correo llega por Maria Von Magdala

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home